SER MAMÁ Y SER PROFESIONAL Y NO MORIR EN EL INTENTO

 

Por: Chiara Ortiz 

Gerente General de Talent Hub

 

La verdad es que no es un secreto para nadie, que las mujeres tenemos el estigma de que solo podemos encargarnos de los hijos, de la casa y del marido, etiquetas que nos colgaron desde tiempos inmemoriales y que aún hoy en día, debemos lidiar con ello y esto nos aporta un peso extra sobre nuestros hombros, porque queremos y debemos demostrar al mundo entero, que eso no es así.

Existen mujeres que se han dedicado a la difícil tarea de quedarse en el hogar y criar ellas mismas a sus hijos, lo cual es de respetar y claro está, cada una decide sobre ese tema y como lo va a manejar. Pero la gran pregunta es: ¿Se puede ser mamá y ser profesional y trabajar al mismo tiempo? Pues la respuesta creo que depende de cada mujer, de cada personalidad y sobre todo, de lo que cada una quiera hacer y se sienta bien haciéndolo. Ahora bien, particularmente en mi caso, creo que Sí se puede, y no es un “Sí” cualquiera, es un enorme y orgulloso Sí, por supuesto, lleno de tropiezos, de dolores de cabeza, de carreras, de noches sin dormir, de corre corre, pero Sí podemos; haciendo mil malabares y se vuelve una tarea aún más cansada y extenuante pero también mas satisfactoria y gratificante.

Creo que el secreto radica en varios aspectos:

1. El tiempo de calidad que se le dedique a los hijos es indispensable, como bien dice el dicho: “No es cantidad de tiempo, sino calidad de tiempo” y es que es así. Igual puede ser una madre que no trabaja, que no es profesional, pero que no dedica tiempo a sus hijos, como puede ser una madre que sí trabaja pero que igual al llegar a casa no comparte tiempo en familia. Esos ejemplos claro está, están mal, pero lo que hace el elemento diferenciador en esta ecuación, es el tiempo que dediques a tu familia.

2. El otro aspecto que también ayuda en esta tarea, es contar con un grupo de apoyo de confianza que te ayude en esta tarea, eso es indispensable.

Es claro, que una mujer que se sienta realizada, que no arrastre frustraciones y culpas, será una mamá que criará a sus hijos con una mejor educación, más sana y de mejor calidad. Además, que el ejemplo es la mejor manera de mostrar que se puede lograr lo que una se proponga, mientras se haga con amor y con esfuerzo diario.

Pero, todo esto no es una fórmula mágica, lo importante en esta vida, es hacer lo que te hace feliz, si tu felicidad es siendo solo mamá, pues felicidades y que bien que haces lo que quieres, y si lo que te hace bien es ser mamá y profesional, pues bien también por tu bienestar.

El experto en Liderazgo “John Maxwell” tiene una frase que dice: “NADIE PUEDE DAR LO QUE NO TIENE” y me parece acertadísima, pues si yo no estoy bien conmigo misma, no estaré bien con los demás. De Ahí, que es muy importante aparte de ser mamá y de ser profesional, es ser “Mujer” y ser “Feliz”.

Una de las cosas que ha a mí me ha funcionado, y no digo que sea experta en el tema, solamente aporto lo que a mí me ha ayudado, es ser muy ordenada, muy disciplinada con mis tareas y gestionar el tiempo para poder hacer de todo para todos, es decir, ordenar el tiempo para mí, para mi hija, para mi esposo y para los tres. Es importante dedicarnos tiempo a nosotras mismas, y esto me recuerda a un libro que leí hace mucho tiempo y que me ayudó muchísimo a entender este gran dilema que se nos presenta a nosotras las mujeres, el libro se titulaba: “Cuida de Ti misma como cuidas de los demás” de la autora Alice D. Domar. Básicamente, este título lo encierra todo, debes de propiciar espacios para tus hijos, para tu esposo, para toda la familia, pero sobre todo, para nosotras mismas también. Tiempo que cada una aprovechará de manera diferente, pero que es sólo para nosotras, para nutrir nuestra alma, nuestro espíritu, que es tan importante como el tiempo que dedicamos a los demás.

Felicito a cada mujer, cada una en su rol o roles que desempeña, que no importa si son uno o dos o tres, porque cada uno es importante y único, pero las invito a todas a ser felices, a pensar también en ustedes, a tomar tiempo para ustedes, que ese tiempo se convertirá en alimento para el alma para ustedes y para los que las rodean.

¡Un abrazo y felicidades para todas!

Blog