Hacia la Organización del Futuro: Nuevos Líderes Empresariales

 

Por: Chiara Ortiz 

Gerente General de Talent Hub

 

El mundo avanza a pasos agigantados, y los líderes empresariales tienen un enorme desafío ante este crecimiento veloz que tiene el mismo en todo sentido, tanto social, económico, político, entre otros; este desafío no se trata más que mantenerse competitivos, con un crecimiento rentable en todo este remolino de cambios constantes.

Las empresas y por ende sus lideres, deben saber hacer cambios constantes que vayan acorde a estos tiempos, es decir, fluir con el mundo disruptivo actual.

Anteriormente, las empresas casi nunca se tomaban el tiempo de revisar sus estrategias, hoy en día, la empresa que no haga esto, que no se adapte a los cambios, la que no implemente nuevas estrategias acordes a la época actual, a las circunstancias de hoy en día, se queda atrás en esta gran carrera empresarial.

Claro está, que existe una gran tensión en todo este torbellino de cambios, entre definir lo que necesita la empresa, estar al tanto de lo que hace la competencia, generar nuevas y mejores estrategias y adaptarlas y aplicarlas internamente para que generen buenos resultados, sin duda es agotador, pero verdaderamente necesario.

Un verdadero líder empresarial, debe saber identificar riesgos y factores de oportunidad y con una buena antelación, proponer y ejecutar estrategias innovadoras y que se implementen de manera veloz, para ir siempre a la vanguardia y al mismo ritmo acelerado de crecimiento y de avance que el mundo actual.

Podríamos decir, que ésta es una carrera de quien es más ágil, rápido e innovador como líder y para esto, es indispensable hacerse acompañar de un excelente equipo de trabajo, con la misma idea central de generar propuestas acordes a los cambios constantes.

Esta crisis del COVID 19, a la que se enfrentó el mundo entero, obligó a muchas empresas a replantearse los procesos que tenían, los formatos de trabajo y los procedimientos que venían utilizando.

Con el distanciamiento social, se tuvo que adoptar nuevos canales de comunicación y trabajo, todo hacia lo digital; entonces podemos afirmar, con gran convicción, que la transformación es la clave para sobrevivir, por lo que el papel de los líderes como agentes de cambio es INDISPENSABLE.

Crear un ambiente de trabajo propicio para la innovación, con una cultura organizacional basada en buenas prácticas para sus colaboradores, generando confianza, seguridad y bienestar, es vital para un clima agradable y fértil para crear, implementar y mantener todas las herramientas, para que esa empresa se mantenga en estos tiempos de cambio y de aceleración mundial.

Con todo esto, se creo el concepto de “Resiliencia Organizacional” que se refiere a la capacidad de una organización para anticiparse, prepararse y adaptarse tanto a los cambios, como a los problemas, con el fin de sobrevivir a esta época de transformación mundial.

Como bien sabemos, la pandemia del Covid 19 ha alterado radicalmente el panorama empresarial mundial. Datos del Banco Mundial a través de encuestas realizadas en más de 60 países, indican que, en una cuarta parte de las empresas, sus ventas cayeron un 50%, cerca del 65% de las compañías tuvo que ajustar su nómina empresarial reduciendo los honorarios o sueldos y un 11% prescindieron de personal.

Esta crisis afectó a todas las industrias y a todos los aspectos de nuestra vida alrededor del mundo, con nuestras miradas puestas en la Salud, la Seguridad Laboral, la Interrupción de la Educación, la tensión financiera, son temas que no podemos simplemente ignorar por las consecuencias emocionales que éstas conllevan, y que nos evidencian que se requiere un cambio real en la forma que lideramos.

Esta pandemia ha introducido un nuevo modelo a seguir al reclutar a lideres de equipo, que deben ser aquellos con las “Habilidades Blandas” muy bien desarrolladas, porque éstos serán, los que lleven a las empresas a mantenerse en los primeros lugares.

Estos lideres deben ser transparentes, y con la “Inteligencia Emocional” como herramienta indispensable para esta misión con visión a futuro. Un líder con visión aguda para ver las oportunidades, con capacidad de resistir y superar cambios repentinos y una habilidad de adaptarse a los cambios y enfrentar los desafíos que vengan, esas serían en resumen, las principales características con las que debe contar la persona que llevará el timón de una compañía, que aunque no pueda prever muchos de los cambios que puedan venir a futuro, si tenga el olfato para poder visualizar algunos y al mismo tiempo estar preparado y dispuesto a ejecutar cambios organizacionales de acuerdo a cada reto que la vida le presente.

Ahora, si nos atrevemos a tener una visión Post Covid, los expertos afirman que será indispensable avanzar en la transformación digital de los negocios, sin que esto afecte, claro está, su operación.

El mundo está dirigido por la tecnología, la cual ha evolucionado enormemente y se ha convertido en la columna vertebral de casi todas las empresas.

Lo anterior, aunado a un buen líder empresarial, que entienda de esta transformación, y que haga avanzar a su empresa en este sentido, es sin lugar a duda, apostar a ganar para sobrevivir en estos tiempos.

Blog